IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

MI CAMINO DE SANTIAGO


Ahora que ya he conseguido terminar mi primer Camino abro aquí un espacio exclusivo del blog para incluir los post generados sobre el tema y alguna otra información relacionada que me parezca interesante o divertida.

Las entradas han sido:


LOS 10 MANDAMIENTOS DEL PEREGRINO

1. Seguirás las flechas sobre todas las cosas.
2. No correrás kilómetros en vano.
3. No descansarás ni en fiestas de guardar.
4. Llamarás a tu padre y a tu madre.
5. No pararás.
6. No llevarás calcetines impuros.
7. No te quejarás.
8. No dirás falsas distancias al hablar.
9. No tendrás pensamientos ni deseos de irte.
10. No codiciarás las ampollas de los demás.


AMPOLLA, la palabra maldita.


LA LEY DE MURPHY EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Es muy conocida esta ley aplicada al trabajo, la vida cotidiana, etc. Se resume en que "si algo puede salir mal, saldrá mal".

En el Camino se cumple normalmente con los siguientes axiomas:

>> Ninguna etapa es tan fácil como parece en la guía "El Pais". 

>> Toda etapa lleva más tiempo del que piensas... una media de tres horas. 
>> En cuanto te pongas a caminar, te darás cuenta de que te has dejado el bordón en el albergue. 
>> Es inútil hacer cualquier cosa a prueba de peregrinos tontos, porque los peregrinos tontos son muy ingeniosos. 
>> Si la etapa ha sido dura, sonríe. Mañana puede ser peor.
>> Si te encuentras bien caminando, no te preocupes. Se te pasará. 
>> Cuando las cosas vayan bien, una ampolla te saldrá, que hará que vayan mal.
>> Cuando parece que la etapa no puede ir peor, empeora. 
>> No se puede saber la profundidad de un charco hasta que no se ha metido el pie,... si te cubre hasta la rodilla, llevarás las polainas en la mochila y el pantalón largo puesto. 
>> Después de pelearte con ella durante diez minutos, cada vez que consigas ponerte la capa, amainará la lluvia.
>> Si quieres que los sellos de tu credencial vayan ordenadamente de izquierda a derecha, el hospitalero de Estella te lo pondrá justo en la casilla del medio. 
>> El cepillo de dientes, siempre se encuentra en el ultimo bolsillo que miras de la mochila. 
>>Y entonces te darás cuenta de que la pasta de dientes se te quedó en el lavabo del albergue anterior.
>> Los calcetines coolmax no provocan ampollas, pero tú eres la excepción que confirma la regla. 
>> El chocolate milka que llevas en la mochila se te derretirá manchando los únicos gayumbos blancos que llevas. 
>> La única vez que te haga falta el ahuyentador de perros en todo el Camino, el mastín que te salte al cuello será sordo. 
>> El único bicigrino que lleva timbre, te pasará cuando te encuentres almorzando en una terraza de Burgos. 
>> Todos los "porsiacasos" solo serán imprescindibles si no los llevas. 
>> El número de hormigueros debajo de la mochila en los descansos es directamente proporcional a las pausas realizadas.
>> Si tu mochila pesa 6 kilos, no te emociones, es porque aun no has metido el saco, la esterilla, el polar, la capa, las zapatillas, la botella de agua, los pantalones largos, las sandalias y el rollo de papel higiénico. 
>> Los tapones para los ronquidos que no encontrabas después de diez días en pleno agosto de año jacobeo, aparecerán a la primera, el día que duermas solo en la habitación de un hostal. 
>> Si una flecha marca dudoso en un cruce, el camino que NO has elegido será el correcto.
>> El Sistema Métrico Decimal internacionalmente establecido no se aplica en el Camino. Las distancias se miden en "metrinos", también conocidos como "atomarxqlos". La equivalencia de una etapa normal de 25 km es que son 28,50 kilometrinos.
>> Siempre que compres, la tarde anterior, galletas, brik de leche, colacao, etc., para desayunar, encontrarás una docena de bares abiertos en la 1ª media hora de la etapa.