IMPORTANTE

Al navegar por el blog aparecen, a veces, páginas de publicidad y/o alguna otra cosa extraña. En absoluto lo he provocado y están ahí porque no se cómo quitarlas. Perdón por la molestia.

02 junio 2017

ÁFRICA AUSTRAL 2016: Leones marinos en Cape Cross (Namibia)







Cape Cross, en la costa de Namibia, es uno de los parajes más desolados que imaginarse puede, por las corrientes marinas de agua fría que vienen directamente desde la Antártida.
De hecho está ubicado en la conocida como Costa de la Muerte por la gran cantidad de barcos que allí han naufragado a lo largo de los más de 500 años que la descubrieron los portugueses.
Actualmente Cape Cross alberga la mayor colonia de leones marinos de África, llegando en época de apareamiento a encontrarse allí más de 100.000 ejemplares.






El lugar dispone de unas pasarelas desde donde se pueden ver, molestando lo mínimo a los animales, su modo de vida.
Es un espectáculo impresionante observar, desde bastante cerca, a la enorme masa de ejemplares que allí se encuentran amontonados, confundidos casi con las rocas por su color, oyendo el estruendo de sus guturales rugidos y contemplando las peleas de los machos y sus cópulas. Incluso tuvimos ocasión de asistir en 1ª fila al parto de una hembra que se encontraba, como otras muchas, debajo de la pasarela, como lugar más tranquilo.







Era un espectáculo de la naturaleza en estado puro como se puede ver en el vídeo siguiente, de una leona marina joven pariendo. Muy emocionante.
Resultó más duro ver a crías perdidas buscando a su madre, a la merced de chacales y gaviotas que acechaban desde la periferia de la manada, atentas a sus posibles presas, así como llevarse para comer las placentas de las hembras recién paridas.
Tocar en hueco para ver vídeo:


Desde luego la vida de estos animales en libertad no resulta nada cómoda, al menos en la época de apareamiento y cría.
Los machos se tienen que pasar el día, entre cópula y cópula, ojo avizor, controlando a las hembras menos cercanas de su harén, pues los machos más jóvenes están siempre al quite, intentando copular con ellas y eso si no de dedican a retarle en peleas con el objetivo de quitarle el cetro de "macho alfa, copulador mayor de la colonia".
Las hembras bastante tienen con asumir las efusiones amorosas de su pareja, con una desproporción en el volumen y peso que casi no se les ve en la cópula. Además los machos (quien lo diría con tanto peso y oscilantes mollas) son bastante ágiles y en sus carreras de control del harén y las frecuentes peleas, arramblan con todo a su paso, aplastando a hembras y crías.
Las crías nacen en la arena sin la menor asistencia de sus madres, hasta que arrojan la placenta,teniéndose que espabilar enseguida, pues no se sabe si un chacal o una gaviota no está acechando con ánimo asesino o, en una estampida provocada por los machos, pierden a su madre, quedando desamparadas.
Para terminar de completar el cuadro cuando se van al mar a alimentarse puede aparecer una manada de orcas que tienen entre sus alimentos preferidos a las crías jovenes cuando inician sus primeros baños.
Así que, una vez visto Cape Cross, no me dan ninguna pena los leones marinos amaestrados de los parques acuáticos. A cambio de hacer cuatro monerías dirigidas por sus adiestradores viven de lujo.

No hay comentarios: